Búsqueda

Nuestro Logo

La menorá o candelabro de siete brazos es el símbolo del pueblo hebreo y de la palabra o instrucción de El Eterno, D-ios de Israel. El pez es el símbolo del Cristianismo primitivo. La menorá  como símbolo de la torá o instrucción de El Eterno es una lámpara que alumbra nuestro camino. Ésta luz vino al mundo en la persona de Yeshúa el hijo de Yoséf e hizo expiación por su pueblo Israel simbolizado aquí por las dos Casas Efraím (Pez) y Yehudá (Torá). En Yeshúa reposa los siete espíritus de El Eterno y él ha sido declarado Hijo del Altísimo en quién también ha sido delegada toda autoridad en los cielos y en la tierra y  regresará para congregar en un solo pueblo a los desterrados de Israel y los esparcidos de Judá y su reino no tendrá fin.  Esperamos que esto se cumpla muy pronto para la gloria de El Eterno quien es bendito por todos los siglos. AMEN.

En el libro de Revelación (Apocalipsis en griego) Yeshúa es revelado como el Alfa y la Omega. Esto en hebreo sería Alev  y Tav (la primera y última letras del alefato). El Alef  Tav en hebreo no tiene traducción y aparece en toda las Escrituras del TaNaK. Por eso Yeshúa dijo:

Ustedes estudian las Escrituras a fondo porque piensan que ellas les dan vida eterna. ¡Pero las Escrituras me señalan a mí!

(Juan 5:39 NTV)

Yeshúa es la Palabra del Eterno, la Escritura misma, desde el principio (alef) hasta el final (tav). El Alef Tav en su forma pictográfica del paleo hebreo encierra un significado que nos amplia el conocimiento de quién es Yeshúa, el Creador del Universo.


בראשׁית ברא אלהים את השׁמים ואת הארץ
En el principio creó Elohim Alef-Tav los cielos y Alef-Tav la tierra.

1 comentario:

kevin mateo gomez sierra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.