Búsqueda

La Biblia


¿Quién dividió la Biblia?




Y si retrocedemos hasta los «tiempos del Nuevo Testamento», encontramos a Pablo citando a Mateo/Lucas junto a la Toráh como «escritura» (1Ti. 5:18 cita de Mt. 10:10=Lc. 10:7 con Dt. 25:4 como «escritura»).


También hallamos a Pedro (Kefa) refiriéndose a las Epístolas Paulinas como siendo torcidas por algunos como hacían con «las demás Escrituras» (2P. 3:15-16). De modo que en los tiempos del N.T. parece que al menos Mateo y/o Lucas y las epístolas Paulinas ya se habían canonizado. En otras palabras, al igual que el Tanák, las diversas secciones del N.T. se iban canonizando según salían.



Nuncan en el siglo I se conocíó el Antiguo y Nuevo Testamento, era todo conocido como las Escrituras. Sabemos hoy día que Tertuliano, uno de los Padres de la Iglesia, acuñó los terminos Antiguo y Nuevo Testamento a finales del siglo II. Pero no fue Tertuliano quien creó la división de la Biblia sino Marción, otro de los Padres de la Iglesia. Cabe señalar que la Iglesia Católica no reconoce ni a Marción ni a Tertuliano como Santos de la Iglesia a pesar de que sus ideas y escritos influenciaron grandemente al cristainismo ya que a ellos le debemos el concepto de la Biblia dividida en dos seccciones llamadas Antiguo Testamento y Nuevo Testamento entre otras creencias cristianas.

Marción de Sinope (Ponto), quién vivió entre los años 85 y 161 EC, fue un escritor y teólogo griego que interpretó las Escrituras mediante la filosofía helenista del dualismo en donde existen dos seres supremos uno bueno y otro malo viendo de esta manera que el Dios de las Escrituras Hebreas era malo y el Dios de las Escrituras Griegas (Escrituras de los discípulos de Jesús) era buena. 

Además exhibía un caracter antijudío, pues no entendía que el cristianismo tuviera una conexión judía, escribió un primer canon, en el que sólo incluía los escritos de Pablo, dejando sólo algunas epístolas como auténticas (quitó la de a los Hebreos y las llamadaspastorales) y el Evangelio según san Lucas (sin los dos primeros capítulos) - fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Marción

Podemos ver en Marción la semilla de la división de la Biblia como la conocemos hoy día. Todos los Padres de la Iglesia fueron gentiles, osea griegos, ninguno de ellos fue judío. Sin embargo las Escrituras, tanto hebreas como griegas, son de carácter hebreo y no griego. La Septuaginta o versión griega de las escrituras hebreas es de carácter hebreo a pesar de estar escrito en griego. Así mismo, los escritos griegos de los discípulos y apóstoles de Jesús son de caracter hebreo a pesar de encontrarse escrito en griego. Nínguno de los autores del NT son gentiles, la creencia de que Lucas es el escritor del evangelio que lleva su nombre y el libro de los Hechos es una tradición y no un hecho histórico comprobable. Además la historia que se relatan en estos escritos muestran personajes hebreos solamente, pues Jesús, Pedro, Juan, Santiago, Pablo y el resto de los discípulos y apóstoles son todos judíos.

Esto demuestra el grave error que se ha cometido al dividir la Biblia en dos secciones y el usar los términos Antiguo Testamento y Nuevo Testamento; obstaculizando la interpretación y entendimiento correcto de la Biblia entera. Vea  algunos ejemplos del daño que ha hecho estos términos  al entendimiento correcto de las Escrituras en los siguientes enlaces cristianos:

http://www.christiananswers.net/spanish/q-eden/edn-t022s.html

http://www.iglesiadecristosanluis.com/site/images/Antiguo.pdf


El orden correcto de como leer las Escrituras de los Primeros Díscípulos de Yeshúa el Ungido



Orden los libros de los Ketuvím Netzarim ++

Así como el orden de los manuscritos de los libros del Tanák (A.T.) (que sigue el judaísmo) no concuerda con el orden de los mismos libros en el llamado «Antiguo Testamento» cristiano como se imprime hoy día, así también el orden de los manuscritos del N.T. difiere también.
Los antiguos manuscritos de los libros del «Nuevo Testamento» tienen primero a los «Evangelios», luego a «Hechos», seguido por las epístolas judías (Santiago (Yaaqov), 1 y 2 de Pedro (Kefa), 1, 2, y 3 de Juan (Yojanán), y Judas (Yahudáh), seguidas por las epístolas Paulinas, las cuales son seguidas por Revelación.

Este orden fue rearreglado por Jerónimo en la Vulgata Latina en la cual, a las epístolas Paulinas se les dio primer lugar y a las epístolas judías se les dio el segundo lugar. El antiguo orden de los manuscritos tiene una importancia significativa. Concuerda con el precepto de que el mensaje iría primero a los judíos y después a los goyím (gentiles). También concuerda con el concepto de que Santiago (Yaaqov), Pedro (Kefa), y Juan (Yojanán) fueron emisarios que vinieron antes de Pablo (Gl. 1:17) y con el concepto de que Pedro (Kefa), Santiago (Yaakóv) y Juan (Yojanán) sirvieron como los tres pilares que aportaban la autoridad sobre la que se edificó el mensaje de Pablo (Gl. 2:9), y no viceversa.

El lector de los Escritos Nazarenos (N.T.) debía leer las epístolas «judías» primero y posteriormente leer las epístolas Paulinas, después de haber entendido las epístolas judías. El lector de los Escritos Nazarenos debía leer las advertencias de Santiago en cuanto a la fe y las obras (Stg. 2) así como las advertencias de Pedro en cuanto a que los escritos de Pablo eran difíciles de entender y a menudo se los torcía (2P. 3:15-16), etc. antes de siquiera intentar entender los escritos de Pablo.

Fuente: http://www.baruxhaba.com/canon-nazareno.htmlvia http://israelita.blogspot.com/2009/03/el-cannon-de-los-escritos-nazarenos.html

Cabe señalar que el orden de los libros de las Escrituras Hebreas que se usaba en el primer siglo es el mismo orden que sigue el judaísmo de hoy día.  TaNaK (Moisés, los Profetas, y las Escrituras)


Y comenzando desde Moisés, y de todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.

(Lucas 24:27 RVR2011)