Búsqueda

domingo, 23 de abril de 2017

Jesús no fue crucificado


Recientemente una profesora Musulmana en una universidad de la Florida, Estados Unidos estuvo enseñando que Jesús no fue crucificado. También he leído en comentarios en las redes sociales el mismo reclamo de parte de personas que no son Musulmanas. Pareciera ser que el engaño está creciendo en nuestros días. Es por esta razón que estoy escribiendo este breve artículo para exhortar a mantenernos fieles y confiados en lo que conocemos porque está escrito "muchos serán engañados, aún los elegidos si esto fuera posible." Para empezar cito de las Escrituras la definición de lo que es un anticristo, osea lo que es contrario a Cristo.

Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo. Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros. Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas. No os he escrito como si ignoraseis la verdad, sino porque la conocéis, y porque ninguna mentira procede de la verdad. ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre. Lo que habéis oído desde el principio, permanezca en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio permanece en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre. 
(1 Juan 2:18-24 RV60)

Muy sencillamente vemos que anticristo es definido como el que niega al Padre y al Hijo. Mantenga esto siempre bien claro pués todo el que niega que Jesús es el Hijo de Dios es un mentiroso de acuerdo a las Sagradas Escrituras.

¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo

Ninguna mentira procede de la verdad, la mentira procede del Padre de las mentiras.

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. 

(Juan 8:44 RV60)

Tenga bien claro esto. Los líderes religiosos de Judea negaron a Jesús como el Hijo de Dios y lo mandaron a crucificar y proclamarion que el cuerpo de Cristo fue robado por sus discípulos. Pero esto estaba predestinado por Dios para la salvación de los gentiles, como dicen las Escrituras:

Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos. 
(Romanos 11:11 RV60)

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; 
(Romanos 11:25 RV60)

Pero otros fueron engañados para su propia perdición, por cuanto rechazaron la expiación de nuestros pecados hecha por el Hijo de Dios, quién no solo es Hijo de Dios sino uno con el Padre y Creador del universo. porque está escrito:

¿Quién subió al cielo, y descendió? 
¿Quién encerró los vientos en sus puños? 
¿Quién ató las aguas en un paño? 
¿Quién afirmó todos los términos de la tierra? 
¿Cuál es su nombre, y el nombre de su hijo, si sabes? 
(Proverbios 30:4 RV60)

Quien no sólo es nuestro redentor sino el Mensajero de Dios, como está escrito:

Dios,  habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo,  a quien constituyó heredero de todo,  y por quien asimismo hizo el universo; el cual,  siendo el resplandor de su gloria,  y la imagen misma de su sustancia,  y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder,  habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo,  se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, 
(Hebreos 1:1-3 RV60)

Porque Pablo hablando acerca del regreso de Jesús dijo:

Nadie os engañe en ninguna manera;  porque no vendrá sin que antes venga la apostasía,  y se manifieste el hombre de pecado,  el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto;  tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios,  haciéndose pasar por Dios. 
(2 Tesalonicenses 2:3-4 RV60)

Este hijo de perdición se manifestó 600 años mas tarde en la persona de Mahoma, quién declaró ser el último y mayor de los profetas de Dios usurpando el lugar de Jesús como Mensajero de Dios (la Palabra de Dios) y proclamando tener la última y verdadera revelación de Dios en la cual niega a Jesús como Hijo de  Dios, niega su crucificción y expiación de nuestros pecados. Así pués se cumple lo escrito por Pablo.

Por esto Dios les envía un poder engañoso,  para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad,  sino que se complacieron en la injusticia. Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros,  hermanos amados por el Señor,  de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación,  mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio,  para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Así que,  hermanos,  estad firmes,  y retened la doctrina que habéis aprendido,  sea por palabra,  o por carta nuestra. 
(2 Tesalonicenses 2:11-15 RV60)


Por tanto, tal como dice Pablo en otras de sus cartas, tengamos siempre en mente esto:

Además os declaro,  hermanos,  el evangelio que os he predicado,  el cual también recibisteis,  en el cual también perseveráis; por el cual asimismo,  si retenéis la palabra que os he predicado,  sois salvos,  si no creísteis en vano. Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí:  Que Cristo murió por nuestros pecados,  conforme a las Escrituras; y que fue sepultado,  y que resucitó al tercer día,  conforme a las Escrituras; y que apareció a Cefas,  y después a los doce. Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez,  de los cuales muchos viven aún,  y otros ya duermen. Después apareció a Jacobo;  después a todos los apóstoles; y al último de todos,  como a un abortivo,  me apareció a mí. 
(1 Corintios 15:1-8 RV60)

sábado, 22 de abril de 2017

Gog no viene de Rusia sino de Turquia- Erdogan el Califa

La semana pasada se celebró en Turquía un referendum en la cual el Presidente Turco Erdogan obtuvo la victoria y ahora podrá consolidar todo el poder legislativo convirtiéndolo en un dictador, más bien en el califa que sueña ser ya que no oculta sus aspiraciones de hacer renacer el viejo imperio Turco-Otomano y los Musulmanes creen que Erdogan será el que establecerá el califato global que buscan atraves de la yijad.




Me paré sobre la arena del mar,  y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos;  y en sus cuernos diez diademas;  y sobre sus cabezas,  un nombre blasfemo. Y la bestia que vi era semejante a un leopardo,  y sus pies como de oso,  y su boca como boca de león.  Y el dragón le dio su poder y su trono,  y grande autoridad. Vi una de sus cabezas como herida de muerte,  pero su herida mortal fue sanada;  y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia,  y adoraron a la bestia,  diciendo:  ¿Quién como la bestia,  y quién podrá luchar contra ella? También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias;  y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses. Y abrió su boca en blasfemias contra Dios,  para blasfemar de su nombre,  de su tabernáculo,  y de los que moran en el cielo. Y se le permitió hacer guerra contra los santos,  y vencerlos.  También se le dio autoridad sobre toda tribu,  pueblo,  lengua y nación. Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo. Si alguno tiene oído,  oiga. 
(Apocalipsis 13:1-9 RV60)

miércoles, 5 de abril de 2017

El mayor sacrificio de todos.


No hay mayor sacrificio que aquél que da la vida por otro sin esperar nada a cambio. Esta próxima semana celebramos el cumplimiento de la profecía dada por Isaías ochocientos años antes de la era actual.

Con todo eso,  Jehová quiso quebrantarlo,  sujetándole a padecimiento.  Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado,  verá linaje,  vivirá por largos días,  y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. Verá el fruto de la aflicción de su alma,  y quedará satisfecho;  por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos,  y llevará las iniquidades de ellos. Por tanto,  yo le daré parte con los grandes,  y con los fuertes repartirá despojos;  por cuanto derramó su vida hasta la muerte,  y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos,  y orado por los transgresores. 
(Isaías 53:10-12 RV60)

el cual,  siendo en forma de Dios,  no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo,  tomando forma de siervo,  hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre,  se humilló a sí mismo,  haciéndose obediente hasta la muerte,  y muerte de cruz. 
(Filipenses 2:6-8 RV60)

Una profecía dada como provisión por nuestros pecados para así hacernos hijos de Di-os y no siervos y alcanzar ese lugar tan anelado por muchos el cual llaman Paraíso.

Y dijo a Jesús:  Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Entonces Jesús le dijo:  De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. 
(Lucas 23:42-43 RV60)

Otros creen que muriendo matando a personas que no tienen sus mismas creencias religiosas alcanzan entrar al paraíso. Para ellos, son nada más que siervos de Di-os. Por eso su nombre en árabe, muslim, significa uno que se somete a Di-os. No tienen una relación filial, de hijo a Padre, pués ellos son nada mas que esclavos.  La relación del hijo del Señor es mayor que la del esclavo de Señor.

Aquella luz verdadera,  que alumbra a todo hombre,  venía a este mundo. En el mundo estaba,  y el mundo por él fue hecho;  pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino,  y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron,  a los que creen en su nombre,  les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre,  ni de voluntad de carne,  ni de voluntad de varón,  sino de Dios. 
(Juan 1:9-13 RV60)

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu,  de que somos hijos de Dios. 
(Romanos 8:16 RV60)

Nadie tiene mayor amor que este,  que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos,  si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamaré siervos,  porque el siervo no sabe lo que hace su señor;  pero os he llamado amigos,  porque todas las cosas que oí de mi Padre,  os las he dado a conocer. 
(Juan 15:13-15 RV60)

Tengamos en cuenta todo esto, pués es muy importante en nuestros días que estemos bien cimentados en lo que hemos sido instruídos y en lo cual confiamos y esperamos.

Además os declaro,  hermanos,  el evangelio que os he predicado,  el cual también recibisteis,  en el cual también perseveráis; por el cual asimismo,  si retenéis la palabra que os he predicado,  sois salvos,  si no creísteis en vano. Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí:  Que Cristo murió por nuestros pecados,  conforme a las Escrituras; y que fue sepultado,  y que resucitó al tercer día,  conforme a las Escrituras; 
(1 Corintios 15:1-4 RV60)

No hay mayor provisión que ésta, como está escrito.

Mas aquel a quien Dios levantó,  no vio corrupción. Sabed,  pues,  esto,  varones hermanos:  que por medio de él se os anuncia perdón de pecados, y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados,  en él es justificado todo aquel que cree. 
(Hechos 13:37-39 RV60)

Porque hay un solo Dios,  y un solo mediador entre Dios y los hombres,  Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos,  de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo. 
(1 Timoteo 2:5-6 RV60)


domingo, 12 de marzo de 2017

Promesas de YHWH que faltan por cumplirse.

Estas son algunas de las promesas de YHWH que faltan por cumplirse.

1. El Reino de Israel, restablecido permanentemente y eternamente. También conocido como el Reino de YHWH.

Él (Yeshúa) será muy grande y lo llamarán Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de su antepasado David. Y reinará sobre Israel (sobre la casa de Jacob) para siempre; ¡su reino no tendrá fin! 
(Lucas 1:32-33 NTV)

La profecía dada por el ángel Gabriel a la joven Miriam solo se ha cumplido parcialmente. Su cumplimiento total está profetizado en las Escrituras.

Nuevamente recibí un mensaje del SEÑOR: «Hijo de hombre, toma un trozo de madera y grábale estas palabras: “Esto representa a Judá y a sus tribus aliadas”. Luego toma otro trozo y graba en él estas palabras: “Esto representa a Efraín y a las tribus del norte de Israel”(Esta es madera de Efraín, que representa a José y a toda la casa de Israel ) . Ahora toma ambos trozos en tu mano como si fueran una sola pieza de madera. Cuando la gente te pregunte qué significa lo que haces, diles: “Esto dice el SEÑOR Soberano: ‘Tomaré a Efraín y a las tribus del norte y las uniré a Judá. Las convertiré en una sola pieza de madera en mi mano’ ”. »Luego coloca, a la vista del pueblo, los trozos de madera que has grabado, para que todos puedan verlos. Dales este mensaje de parte del SEÑOR Soberano: “Reuniré al pueblo de Israel de entre las naciones. Los regresaré a su propia tierra desde los lugares adonde fueron esparcidos. Los unificaré para que formen una sola nación sobre los montes de Israel. Un rey los gobernará a todos; ya no estarán divididos en dos naciones o en dos reinos. Nunca más se contaminarán con ídolos ni con imágenes repugnantes ni rebelión, porque los salvaré de recaer en el pecado y los limpiaré. Entonces serán verdaderamente mi pueblo y yo seré su Dios. »Mi siervo David será su rey y tendrán un solo pastor. Obedecerán mis ordenanzas y se asegurarán de cumplir mis decretos. Vivirán en la tierra que le di a mi siervo Jacob, la tierra donde vivieron sus antepasados. Tanto ellos como sus hijos y sus nietos vivirán allí para siempre, de generación en generación; y mi siervo David será su príncipe por siempre. 
(Ezequiel 37:15-25 NTV)

2. Un Nuevo Orden Mundial será implantado, ironicamente los enemigos de Isarel han estado acusando a los Judíos de querer controlar el mundo entero. La realidad es que los Judíos gobernarán el mundo. Así está escrito.

Vendrá gente de muchas naciones y dirán: «Vengan, subamos al monte del SEÑOR, a la casa del Dios de Jacob. Allí él nos enseñará sus caminos, y andaremos en sus sendas. Pues de Sión saldrá la enseñanza del SEÑOR; de Jerusalén saldrá su palabra». El SEÑOR mediará entre las naciones y resolverá los conflictos internacionales. Ellos forjarán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en herramientas para podar. No peleará más nación contra nación, ni seguirán entrenándose para la guerra. 
(Isaías 2:3-4 NTV)

Pues el Señor declara: «He puesto a mi rey elegido en el trono de Jerusalén (Sión), en mi monte santo». El rey proclama el decreto del SEÑOR: «El SEÑOR me dijo: “Tú eres mi hijo. Hoy he llegado a ser tu Padre (Hoy te doy a conocer como mi hijo.). Sólo pídelo, y te daré como herencia las naciones, toda la tierra como posesión tuya. Las quebrarás (gobernarás) con vara de hierro y las harás pedazos como si fueran ollas de barro”». Ahora bien, ustedes reyes, ¡actúen con sabiduría! ¡Quedan advertidos, ustedes gobernantes de la tierra! Sirvan al Señor con temor reverente y alégrense con temblor. Sométanse al hijo de Dios, no sea que se enoje y sean destruidos en plena actividad, porque su ira se enciende en un instante. ¡Pero qué alegría para todos los que se refugian en él! 
(Salmos 2:6-12 NTV)

Mientras continuó mi visión esa noche, vi a alguien parecido a un hijo de hombre descender con las nubes del cielo. Se acercó al Anciano y lo llevaron ante su presencia. Se le dio autoridad, honra y soberanía sobre todas las naciones del mundo, para que lo obedecieran los de toda raza, nación y lengua. Su gobierno es eterno, no tendrá fin. Su reino jamás será destruido. 
(Daniel 7:13-14 NTV)

3. Los enemigos de Israel (Jacob) lo servirán y serán sus súbditos.

Isaac rogó al SEÑOR a favor de su esposa, porque ella no podía tener hijos. El SEÑOR contestó la oración de Isaac, y Rebeca quedó embarazada de mellizos. Pero los dos niños luchaban entre sí dentro de su vientre. Así que ella consultó al SEÑOR: —¿Por qué me pasa esto? —preguntó. Y el SEÑOR le dijo: —Los hijos que llevas en tu vientre llegarán a ser dos naciones, y desde el principio las dos naciones serán rivales. Una nación será más fuerte que la otra; y tu hijo mayor ( Esaú) servirá a tu hijo menor (Jacob). 
(Génesis 25:21-23 NTV)

A fin de cuentas, los enemigos de Jerusalén que sobrevivan a la plaga, subirán a Jerusalén cada año para adorar al Rey, el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales, y para celebrar el Festival de las Enramadas. Toda nación que se niegue a ir a Jerusalén para adorar al Rey, el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales, no recibirá lluvia. 
(Zacarías 14:16-17 NTV).

Esto dice el SEÑOR: «Yo le daré a Jerusalén un río de paz y de prosperidad. Las riquezas de las naciones fluirán hacia ella. Sus hijos se alimentarán de sus pechos, serán llevados en sus brazos y sostenidos en sus piernas. Los consolaré allí, en Jerusalén, como una madre consuela a su hijo». Cuando vean estas cosas, su corazón se alegrará. Florecerán como la hierba. Todos verán la mano de bendición del SEÑOR sobre sus siervos, y su ira contra sus enemigos. 
(Isaías 66:12-14 NTV)

Levantará bandera en medio de las naciones y reunirá a los desterrados de Israel. Juntará al pueblo disperso de Judá desde los confines de la tierra. Entonces por fin terminarán los celos entre Israel (Efraín) y Judá y dejarán de ser rivales. Unirán sus fuerzas para caer encima de Filistea al occidente. Juntos, atacarán y saquearán a las naciones situadas al oriente. Ocuparán las tierras de Edom y de Moab, y Amón los obedecerá. 
(Isaías 11:12-14 NTV)


El pueblo de Israel será un fuego violento y Edom un campo de hierba seca. Los descendientes de José serán una llama que rugirá a través del campo, devorándolo todo. No quedará nadie con vida en Edom. ¡Yo, el SEÑOR, he hablado! »Entonces mi pueblo que vive en el Neguev ocupará las montañas de Edom. Los que viven en las colinas de Judá* poseerán las llanuras de los filisteos y se apoderarán de los campos de Efraín y de Samaria, y el pueblo de Benjamín ocupará la tierra de Galaad. Los desterrados de Israel volverán a su tierra y ocuparán la costa de Fenicia hasta el norte de Sarepta. Los cautivos de Jerusalén desterrados en el norte* volverán a casa y repoblarán los pueblos del Neguev. Los que hayan sido rescatados* subirán al* monte Sión en Jerusalén para gobernar sobre las montañas de Edom. ¡Y el SEÑOR mismo será rey!». 
(Abdías 1:18-21 NTV)

En fin, hay muchas más promesas por cumplirse que debemos recordar siempre para mantenerse firme en estos últimos días de tanto engaño, decepción, confusión y apostasía.

»En aquel día restauraré la casa caída (carpa) de David. Repararé sus muros dañados. De las ruinas, la reedificaré y restauraré su gloria anterior. Israel poseerá lo que quede de Edom y todas las naciones que he llamado a ser mías».* El SEÑOR ha hablado y cumplirá estas cosas. «Llegará el día —dice el SEÑOR— en el que el grano y las uvas crecerán más rápido de lo que puedan ser cosechados. ¡Entonces los viñedos en las terrazas de las colinas de Israel destilarán vino dulce! Traeré a mi pueblo Israel de su cautiverio en tierras lejanas; reedificarán sus ciudades que están en ruinas y nuevamente vivirán en ellas. Plantarán viñedos y huertos, comerán sus cosechas y beberán su vino. Los plantaré firmemente allí en su propia tierra. Nunca más serán desarraigados de la tierra que yo les di», dice el SEÑOR tu Dios. 
(Amós 9:11-15 NTV)

“Después yo volveré y restauraré la casa* caída de David. Reconstruiré sus ruinas y la restauraré, para que el resto de la humanidad busque al SEÑOR, incluidos todos los gentiles, todos los que he llamado para que sean míos. El SEÑOR ha hablado, 
(Hechos 15:16-17 NTV)

Cuando los haga regresar de las tierras de sus enemigos, mostraré mi santidad en medio de ellos para que la vean todas las naciones. Entonces mi pueblo sabrá que yo soy el SEÑOR su Dios, porque los envié al destierro y los regresé a su hogar. No abandonaré a ninguno de mi pueblo. Nunca más esconderé mi rostro de ellos, pues derramaré mi Espíritu sobre el pueblo de Israel. ¡Yo, el SEÑOR Soberano, he hablado!».
(Ezequiel 39:27-29 NTV)


AMÉN.

lunes, 16 de enero de 2017

El comercio de esclavos árabo-musulmán de los africanos, la historia no contada

Y los reyes del mundo que cometieron adulterio con ella y disfrutaron de todos sus lujos, se lamentarán por ella cuando vean el humo que sube de sus restos carbonizados. Aterrorizados por su gran tormento, los reyes del mundo se mantendrán a distancia y clamarán: «¡Qué terrible, qué terrible para ti, oh Babilonia, tú, gran ciudad! En un solo instante el juicio de Dios cayó sobre ti». Los comerciantes del mundo llorarán y se lamentarán por ella, porque ya no queda nadie que les compre sus mercaderías. Ella compró grandes cantidades de oro, plata, joyas y perlas; lino de la más alta calidad, púrpura, seda y tela de color escarlata; objetos hechos con la fragante madera de alerce, artículos de marfil y objetos hechos con madera costosa; y bronce, hierro y mármol. También compró canela, especias, especias aromáticas, mirra, incienso, vino, aceite de oliva, harina refinada, trigo, ganado, ovejas, caballos, carruajes, y cuerpos, es decir esclavos humanos. 
(Apocalipsis 18:9-13 NTV)








Para más información lea: El Islam en las Profecías

domingo, 15 de enero de 2017

Arabia Saudita al descubierto

¿Quién es la Gran Babilonia?

Las redes sociales en favor de Israel

El escenario es más claro hoy día. (2nda Parte)

miércoles, 11 de enero de 2017

El escenario es más claro hoy día.

Profecía de la palabra de Jehová acerca de Israel.  Jehová,  que extiende los cielos y funda la tierra,  y forma el espíritu del hombre dentro de él,  ha dicho: He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá,  en el sitio contra Jerusalén. Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos;  todos los que se la cargaren serán despedazados,  bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella.
(Zacarías 12:1-3 RV60)


 Israel, este pequeño país en el corazón de Oriente Medio, se ha convertido en el nuevo objetivo de la diplomacia-abuso en las Naciones Unidas, encabezada por los estadounidenses, los europeos (principalmente Francia) y la Organización de Cooperación Islámica (OCI) 57 Estados Islámicos más "Palestina", que en este momento forma el mayor bloque en la ONU. 
El 23 de diciembre de 2016, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la Resolución 2334, que establece efectivamente los límites para el estado palestino en las líneas de armisticio de 1949. Los árabes se habían negado previamente a aceptar la línea del armisticio como frontera, presumiblemente porque de acuerdo con ella podría impedir que los palestinos trataran de obtener el resto de "Palestina", definida por ellos como "desde el río [Jordania]hasta el mar [Mediterraneo] "- que significa todo Israel. Basta con mirar a cualquier mapa palestino - Es idéntico a la forma de la totalidad de Israel
Traducción al español de la fuente: https://www.gatestoneinstitute.org/9730/un-holocaust-treachery


Me paré sobre la arena del mar,  y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos;  y en sus cuernos diez diademas;  y sobre sus cabezas,  un nombre blasfemo. Y la bestia que vi era semejante a un leopardo,  y sus pies como de oso,  y su boca como boca de león.  Y el dragón le dio su poder y su trono,  y grande autoridad. Vi una de sus cabezas como herida de muerte,  pero su herida mortal fue sanada;  y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia,  y adoraron a la bestia,  diciendo:  ¿Quién como la bestia,  y quién podrá luchar contra ella? También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias;  y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses. Y abrió su boca en blasfemias contra Dios,  para blasfemar de su nombre,  de su tabernáculo,  y de los que moran en el cielo. Y se le permitió hacer guerra contra los santos,  y vencerlos.  También se le dio autoridad sobre toda tribu,  pueblo,  lengua y nación. Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo. Si alguno tiene oído,  oiga. Si alguno lleva en cautividad,  va en cautividad;  si alguno mata a espada,  a espada debe ser muerto.  Aquí está la paciencia y la fe de los santos. Después vi otra bestia que subía de la tierra [la ONU y la elite global del Nuevo Orden Mundial];  y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero,  pero hablaba como dragón. Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella,  y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia[el Islam y su Califato global],  cuya herida mortal fue sanada. También hace grandes señales,  de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia,  mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada,  y vivió. Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia,  para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos,  pequeños y grandes,  ricos y pobres,  libres y esclavos,  se les pusiese una marca en la mano derecha,  o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender,  sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia,  o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría.  El que tiene entendimiento,  cuente el número de la bestia,  pues es número de hombre.  Y su número es seiscientos sesenta y seis.
(Apocalipsis 13:1-18 RV60)



El que tenga ojos para ver, ¡Vea!

SEPTIMA PARTE - Prueba Irrefutable de que Yeshua (Jesus) es el Mesias - Video 7 de 7



domingo, 8 de enero de 2017

El mundo y su odio al Creador

Si la Buena Noticia que predicamos está escondida detrás de un velo, sólo está oculta de la gente que se pierde. Satanás, quien es el dios de este mundo, ha cegado la mente de los que no creen. Son incapaces de ver la gloriosa luz de la Buena Noticia. No entienden este mensaje acerca de la gloria de Cristo, quien es la imagen exacta de Dios.

(2 Corintios 4:3-4 NTV)

¡Pero no me sorprende para nada! Aun Satanás se disfraza de ángel de luz. Así que no es de sorprenderse que los que lo sirven también se disfracen de siervos de la justicia. Al final, recibirán el castigo que sus acciones perversas merecen.
(2 Corintios 11:14-15 NTV)

Entonces hubo guerra en el cielo. Miguel y sus ángeles lucharon contra el dragón y sus ángeles. El dragón perdió la batalla y él y sus ángeles fueron expulsados del cielo. Este gran dragón —la serpiente antigua llamada diablo o Satanás, el que engaña al mundo entero —fue lanzado a la tierra junto con todos sus ángeles.
(Apocalipsis 12:7-9 NTV)

Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales.
(Efesios 6:12 NTV)

Los textos bíblicos de arriba nos demuestran que la maldad existe y se opone al Creador. Su odio se ha manifestado atravéz de toda la historia de la humanidad por medio de la violencia, el engaño, la mentira y la decepción. Este odio lo vemos claramente hoy día más perceptible en el mundo que nos rodea. Siempre su pueblo escogido ha sido el blanco principal del odio hacia el Creador.  Fueron odiados aún cuando no eran siquiera una nación en Egipto. Odiados por todos los Cananeos. Odiados por los Asirios. odiado por los Babilonios. Odiados por los Griegos. Odiados por los Romanos. Odiados por la Iglesia Católica. Odiados por el Islam y los Musulmanes. Odiados por reformadores protestantes como Martín Lutero. Odiados por los alemanes Nazis. Odiados por los árabes jordanos que se auto llaman "Palestinos". Odiados por los que boicotean en la campaña de desinversiones y sanciones. Odiados por los auto llamados "Guerreros de Justicia Social". Odiados por la UNESCO al querer borrar toda su historia. Odiados por las Naciones Unidas en su Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Odiados por el Presidente de los Estados Unidos Barack Hussein Obama y su Secretario de Estado John Kerry. ¡Odiados por el mundo entero!

Ésta es la razón por la cual  la Biblia, toda la Sagrada Escritura conocida popularmente como Antiguo y Nuevo Testamentos, es verídica pués ella profetizó de todo este odio a la nación que Di-os creó para sí.

Este mensaje vino del SEÑOR con respecto al destino de Israel: «El siguiente mensaje es del SEÑOR, quien extendió los cielos, puso los cimientos de la tierra y formó el espíritu humano. Haré que Jerusalén sea como una bebida embriagante que causa que las naciones vecinas se tambaleen cuando envíen a sus ejércitos para sitiar a Jerusalén y a Judá. En aquel día yo convertiré a Jerusalén en una roca inamovible. Todas las naciones se reunirán en contra de ella para tratar de moverla, pero sólo se herirán a sí mismas.
(Zacarías 12:1-3 NTV)

Un cántico. Salmo de Asaf.
¡Oh Dios, no guardes silencio! No cierres tus oídos; no te quedes callado, oh Dios. ¿No oyes el alboroto que hacen tus enemigos? ¿No ves que tus arrogantes adversarios se levantan? Inventan intrigas astutas contra tu pueblo; conspiran en contra de tus seres preciados. «Vengan —dicen—, exterminemos a Israel como nación; destruiremos hasta el más mínimo recuerdo de su existencia».
(Salmos 83:1-4 NTV)


»Hijo de hombre, profetiza a los montes de Israel y dales este mensaje: “¡Oh montañas de Israel, oigan la palabra del SEÑOR! Esto dice el SEÑOR Soberano: sus enemigos se mofaron de ustedes diciendo: ‘¡Ajá, ahora las alturas antiguas nos pertenecen!’ ”. Por lo tanto, hijo de hombre, da este mensaje a los montes de Israel de parte del SEÑOR Soberano: “Sus enemigos los atacaron por todas partes, los hicieron propiedad de muchas naciones y objeto de mucha burla y calumnia. Por lo tanto, montes de Israel, oigan la palabra del SEÑOR Soberano. Él habla a las colinas y a los montes; a los barrancos y a los valles; a las asoladas tierras baldías y a las ciudades abandonadas de hace tiempo, que fueron destruidas y burladas por naciones vecinas. Esto dice el SEÑOR Soberano: el enojo de mis celos arde contra esas naciones, especialmente contra Edom, porque me trataron con total desprecio cuando, con aires de triunfo, se apoderaron de mi tierra y la tomaron como botín”.
(Ezequiel 36:1-5 NTV)


¡Atención, viene el día del SEÑOR, cuando tus posesiones serán saqueadas frente a ti! Reuniré a todas las naciones para que peleen contra Jerusalén. La ciudad será tomada, las casas saqueadas y las mujeres violadas. La mitad de la población será llevada al cautiverio y al resto la dejarán entre las ruinas de la ciudad. Luego el SEÑOR saldrá a pelear contra esas naciones, como lo hizo en tiempos pasados.
(Zacarías 14:1-3 NTV)

 »En el tiempo de esos acontecimientos —dice el SEÑOR—, cuando yo restaure la prosperidad de Judá y de Jerusalén, reuniré a los ejércitos del mundo en el valle de Josafat.* Allí los juzgaré por hacerle daño a mi pueblo, mi posesión más preciada, por dispersar a mi pueblo entre las naciones y por dividir mi tierra.
(Joel 3:1-2 NTV)

»Y el Rey dirá: “Les digo la verdad, cuando hicieron alguna de estas cosas al más insignificante de éstos, mis hermanos, ¡me lo hicieron a mí!”. »Luego el Rey se dirigirá a los de la izquierda y dirá: “¡Fuera de aquí, ustedes, los malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus demonios!* Pues tuve hambre, y no me alimentaron. Tuve sed, y no me dieron de beber. Fui extranjero, y no me invitaron a su hogar. Estuve desnudo, y no me dieron ropa. Estuve enfermo y en prisión, y no me visitaron”. »Entonces ellos responderán: “Señor, ¿en qué momento te vimos con hambre o con sed o como extranjero o desnudo o enfermo o en prisión y no te ayudamos?”. »Y él responderá: “Les digo la verdad, cuando se negaron a ayudar al más insignificante de éstos, mis hermanos, se negaron a ayudarme a mí”. »Y ellos irán al castigo eterno, pero los justos entrarán en la vida eterna.
(Mateo 25:40-46 NTV)

Recuerde bien, ¡Jesús es Judio y el Rey de los Judios! Su pueblo es el la nación que su Padre creó. Di-os es fiel a sus promesas. ¡Su Palabra no cambia!

Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre.
(Hebreos 13:8 NTV)

Él es la Palabra  Viviente de Di-os y dijo atravéz de su profeta Jeremías.

Es el SEÑOR quien provee el sol para alumbrar el día y la luna y las estrellas para alumbrar la noche, y agita el mar y hace olas rugientes. Su nombre es el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales, y esto es lo que dice: «¡Igual de improbable es que anule las leyes de la naturaleza como que rechace a mi pueblo Israel!». Esto dice el SEÑOR: «Así como no se pueden medir los cielos ni explorar los fundamentos de la tierra, así tampoco consideraré echarlos fuera por las maldades que han hecho. ¡Yo, el SEÑOR, he hablado! »Se acerca el día —dice el SEÑOR—, cuando toda Jerusalén será reconstruida para mí, desde la Torre de Hananeel hasta la Puerta de la Esquina. Se extenderá una cuerda de medir sobre la colina de Gareb hasta Goa y el área entera —incluidos el cementerio y el basurero de cenizas en el valle, y todos los campos en el oriente hasta el valle de Cedrón y hasta la Puerta de los Caballos— será santa al SEÑOR. Nunca más la ciudad será conquistada ni destruida».
(Jeremías 31:35-40 NTV)

Y el su pro0feta Zacarías dijo:

Entonces Jerusalén, por fin a salvo, se llenará de gente y nunca más será maldecida ni destruida. Luego el SEÑOR enviará una plaga sobre todas las naciones que pelearon contra Jerusalén. Sus habitantes llegarán a ser como cadáveres ambulantes, la carne se les pudrirá. Se les pudrirán los ojos en sus cuencas y la lengua en la boca. En aquel día sentirán terror, agobiados por el SEÑOR con un terrible pánico. Pelearán contra sus vecinos mano a mano. También Judá peleará en Jerusalén. Tomarán las riquezas de todas las naciones vecinas: grandes cantidades de oro, plata y ropa costosa. Esta misma plaga atacará a caballos, mulas, camellos, asnos y demás animales de los campos enemigos. A fin de cuentas, los enemigos de Jerusalén que sobrevivan a la plaga, subirán a Jerusalén cada año para adorar al Rey, el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales, y para celebrar el Festival de las Enramadas. Toda nación que se niegue a ir a Jerusalén para adorar al Rey, el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales, no recibirá lluvia.
(Zacarías 14:11-17 NTV)

Y Isaías dijo:

«Yo puedo ver lo que están haciendo y sé lo que están pensando. Por eso reuniré a todas las naciones y a todos los pueblos, y ellos verán mi gloria. Realizaré una señal entre ellos y enviaré a los sobrevivientes a que lleven mi mensaje a las naciones: a Tarsis, a los libios* y a los lidios* (que son famosos arqueros), a Tubal y a Grecia* y a todas las tierras más allá del mar que no han oído de mi fama ni han visto mi gloria. Allí declararán mi gloria ante las naciones. Ellos traerán de regreso al remanente de sus hermanos de entre las naciones y los llevarán a mi monte santo en Jerusalén, como ofrenda al SEÑOR. Irán a caballo, en carros de guerra, en carretas, en mulas y en camellos —dice el SEÑOR—; y nombraré a algunos de ellos para que sean mis sacerdotes y levitas. ¡Yo, el SEÑOR, he hablado! »Tan cierto como que mis cielos nuevos y mi tierra nueva permanecerán, así también ustedes serán mi pueblo para siempre, con un nombre que nunca desaparecerá —dice el SEÑOR—. Toda la humanidad vendrá a adorarme semana tras semana y mes tras mes. Y cuando salgan, verán los cadáveres de los que se han rebelado contra mí. Los gusanos que los devoran nunca morirán, y el fuego que los quema nunca se apagará. Todos los que pasen por allí se llenarán de horror absoluto».
(Isaías 66:18-24 NTV)

Por tanto...

Consulten entre ustedes, defiendan su causa; reúnanse y resuelvan qué decir. ¿Quién dio a conocer estas cosas desde hace mucho? ¿Cuál de los ídolos alguna vez les dijo que iban a suceder? ¿Acaso no fui yo, el SEÑOR? Pues no hay otro dios aparte de mí, un Dios justo y Salvador; fuera de mí no hay otro. ¡Que todo el mundo me busque para la salvación!, porque yo soy Dios; no hay otro. He jurado por mi propio nombre; he dicho la verdad y no faltaré a mi palabra: toda rodilla se doblará ante mí, y toda lengua me confesará su lealtad».* La gente declarará: «El SEÑOR es la fuente de mi justicia y de mi fortaleza». Y todos los que estaban enojados con él, se le acercarán y quedarán avergonzados. En el SEÑOR, todas las generaciones de Israel serán justificadas, y en él se enorgullecerán.
(Isaías 45:21-25 NTV)

Tengan la misma actitud que tuvo Cristo Jesús. Aunque era Dios, no consideró que el ser igual a Dios fuera algo a lo cual aferrarse. En cambio, renunció a sus privilegios divinos; adoptó la humilde posición de un esclavo y nació como un ser humano. Cuando apareció en forma de hombre, se humilló a sí mismo en obediencia a Dios y murió en una cruz como morían los criminales. Por lo tanto, Dios lo elevó al lugar de máximo honor y le dio el nombre que está por encima de todos los demás nombres para que, ante el nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor para la gloria de Dios Padre.
(Filipenses 2:5-11 NTV)

¡AMÉN!