Búsqueda

lunes, 24 de noviembre de 2014

El Clamor de Efraín

Salmos 5:1-13 BJ3
(1)  Del maestro de coro. Para flautas. Salmo. De David.
(2)  Escucha mi palabra, Yahvé, repara en mi plegaria,
(3)  atento a mis gritos de auxilio, rey mío y Dios mío. ¡A ti te suplico,
(4)  Yahvé! Por la mañana escuchas mi voz, por la mañana me preparo para ti y quedo a la espera.
(5)  No eres un Dios que ame el mal, ni es tu huésped el malvado;
(6)  no resiste el arrogante tu presencia, detestas a todos los malhechores,
(7)  acabas con los mentirosos; al asesino y al hipócrita los aborrece Yahvé.
(8)  Pero yo, por lo mucho que nos quieres, me atrevo a entrar en tu Casa, a postrarme ante tu santo Templo, lleno de respeto hacia ti.
(9)  Guíame, Yahvé, con tu justicia, responde así a mis adversarios, allana tu camino a mi paso.
(10)  Que no hay firmeza en sus palabras, por dentro están llenos de malicia; sepulcro abierto es su garganta, su lengua habla con halagos.
(11)  Trátalos, oh Dios, como culpables, haz que fracasen sus planes; expúlsalos, que están llenos de crímenes, que se han rebelado contra ti.
(12)  Se alegrarán los que se acogen a ti, gritarán alborozados por siempre; tú los protegerás, en ti disfrutarán los que aman tu nombre.
(13)  Tú bendices al inocente, Yahvé, lo rodea como escudo tu favor.


Jeremías 31:18-20 BTX3
(18)  Oí atentamente el lamento de Efraín: Me azotaste, Fui castigado como novillo indómito; Conviérteme, y seré convertido, Porque Tú eres YHVH mi Dios.
(19)  Si me aparté, después me arrepentí: Reconocí mi falta y herí mi muslo; Me avergoncé y aún quedé confuso, Porque llevaba la afrenta de mi juventud.
(20)  ¿No es Efraín un hijo precioso para mí? ¿No es un niño en quien me deleito? Porque aun cuando lo reprendo, Me acuerdo de él con ternura, Mis entrañas se conmueven y cedo a la compasión, dice YHVH.



sábado, 22 de noviembre de 2014

La descendencia de Abraham de la promesa

El Eterno escogió a un hombre para de el sacar una descendencia que formase una nación que sirviera de modelo a las demás revelando los atributos del Creador y así restaurar la naturaleza caída del ser humano.

Este hombre se llamaba Abram que significa "Padre Enaltecido".

Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré y engrandeceré° tu nombre, y serás bendición. (Breshít 12:2)
Luego el Eterno hizo un pacto con Abram y le cambió el nombre a Abraham que significa "Padre de Multitudes".

En cuanto a mí, este es mi pacto contigo: Serás padre de una multitud de pueblos. Y no se llamará más tu nombre Abram,° sino tu nombre será Abraham,° porque te he constituido padre de una multitud de pueblos.° (Breshít 17:4-5)
De  Abraham nació el hijo de esta promesa, Itzjáq.

Pero dijo ’Elohim: De cierto Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y tú llamarás su nombre Itjáq, y estableceré mi pacto con él por pacto perpetuo para su descendencia después de él. (Breshít 17:19)
De Itzjáq nació Iaacob quién recibió la bendición de la primogenitura.

Pueblos te sirvan, Y naciones se postren ante ti. Sé señor de tus hermanos, E inclínense ante ti los hijos de tu madre. Malditos los que te maldigan, Y benditos los que te bendigan.° (Breshít 27:29)
Y el Eterno le cambió el nombre por el de Israel.

Y dijo: Ya no se dirá tu nombre Iaacob,° sino Israel, porque has luchado con ’Elohim y con los hombres, y has vencido. (Breshít 32:28)
De Israel nació Ioséf que significa añadir.

y llamó su nombre Ioséf, diciendo: Añádame YHVH otro hijo. (Breshít 30:24)
Ioséf tuvo hijos en el extranjero Menashé (Hacer Olvidar) y Efraín (Fructífero). Ambos fueron adoptados por Israel.

Pues bien, los dos hijos que te nacieron en la tierra de Egipto antes de venir yo a vivir contigo en Egipto, serán míos. Efraín y Menashé, serán para mí como Reubén y Shimón. (Bresh't 48:5)
E Israel le dió la primogenitura a Efraín que quiere decir Fructífero porque de él se cumpliría el pacto hecho com Abraham, Padre de Multitudes,

“Así no, padre”, le dijo Ioséf a su padre, “que el otro es el primogénito; pon tu mano derecha sobre su cabeza”. Pero su padre objetó, diciendo: “Lo sé, hijo mío, lo sé. Él también llegará a ser un pueblo, y también será grande. Pero su hermano menor será más grande que él, y su descendencia será suficientemente numeroso para formar naciones”. (Breshít 48:18-19)
De los doce hijos de Israel Efráin y Iehudá tienen roles proféticos muy importantes. De Efráin se cumpliría el pacto hecho entre El Eterno y Abraham, una multitud de naciones saldrían de su descendencia. De Iehudá saldría aquél que reuniría toda esta descendencia en un solo pueblo.

El cetro no se alejará de Iehudá, ni el legislador de entre sus descendientes, hasta que llegue Shiló, y la suya será una asamblea de pueblos. (Breshít 49:10)
Luego de Moshé liberar al pueblo de Israel de la esclavitud en Egipto y cruzar el Jordán para establecerse en la tierra prometida a Abraham y su descendencia se establecieron en doce tribus que luego se unificaron bajo un reino, el Reino de Israel.

Más tarde el Reino de Israel fue dividido en dos reinos: el Reino de Iehudá y el Reino de Israel (Efraín tiene la primogenitura y conserva el nombre de su Padre - Israel). El primer rey del  reino de Israel era descendiente de la tribu de Efraín.

Y le dijo a Iarovam: “Toma diez pedazos para ti, porque así ha dicho YHVH el Elojím de Israel: ‘Voy a arrebatarle el reino de las manos a Shlomóh, y a ti te daré diez tribus. Pero él tendrá una tribu –por amor a mi siervo David y por amor a Ierushalaím, la ciudad que yo he elegido de entre todas las tribus de Israel. (Melajím Alef 11:31-32)
Por ser tambiém quien se llevó la mayoría de las tribus, diez de ellas, el reino de Iarovam conservó el nombre de Israel. 

En el año 722 AEC el reino de Israel (Efráin) fue destruído por los asirios, sus habitantes exiliados y sus tierras colonizadas. Las tribus que componían éste reino fueron asimiladas entre las naciones.

He aquí, los ojos de Adonaí YHVH están sobre el reino pecador, Y lo destruiré de sobre la faz de la tierra, Pero no destruiré del todo la casa de Iaacob, dice YHVH. Porque he aquí Yo daré orden, Y la casa de Israel será zarandeada entre todas las naciones, Como se zarandea el trigo en la criba, Sin que caiga un grano° en tierra. (Amós 9:8-9)
En otras palabras, la descendencia de Israel (recuerde que el nombre de Efráin significa Fructífero y la bendición dada por Iaacob fue de que de ella saldrían multitudes de naciones) fue sembrada entre las naciones. Estos son los Hijos de Israel, los cuáles serán recogidos y reunidos tal y como fue prometido.

°Con todo, el número de los hijos de Israel será como la arena del mar, que no se puede medir ni contar.° Y sucederá que donde se les haya dicho: Vosotros no sois mi pueblo; se les dirá: Hijos del Elojím viviente. Y los hijos de Iehudá y los hijos de Israel serán reunidos en uno, y designarán un único caudillo, y resurgirán de la tierra, porque es el día grande de Jezreel (Elojím Sembrará) (Hoshea 1:10-11)
En la época de Ieshúa era de conocimiento que los Hijos de Israel se encontraban entre las naciones y erán llamados "Los Griegos" por éstos estar asimilados a la cultura helena de la época.

Entonces los iehudím dijeron entre sí: ¿A dónde intenta irse éste, que nosotros no lo hallaremos? ¿Se irá acaso a la dispersión° de los griegos, a enseñar a los griegos? (Lazár 7:35)
El Cohen Gadol profetizó que Ieshúa debía de morir para reunir a los Hijos de Israel.

Entonces Caifá, uno de ellos, que era cohen gadol de aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada, ni consideráis que os conviene que un solo hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca. Pero esto no lo dijo por sí mismo, sino que, siendo cohen gadol de aquel año, profetizó que Ieshúa iba a morir por la nación; y no sólo por la nación, sino también para congregar en uno° a los hijos de Elojím (los Hijos de Israel) que estaban dispersados. (Lazár 11:49-52)
Por eso cuando estos griegos comenzaron a buscar a Ieshúa él dijo:

Entre los que subían a adorar en la fiesta, había algunos griegos. Éstos, pues, se acercaron a Felipe (al de Betsaida de Galilea), y le rogaban diciendo: Adón, deseamos ver a Ieshúa. Felipe va y lo° dice a Andrés, y Andrés y Felipe van y lo dicen a Ieshúa. Ieshúa les responde diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado. En verdad, en verdad os digo: A menos que el grano de trigo caiga en la tierra y muera, queda él solo, pero si muere, lleva mucho fruto (una referencia a Efraín- Fruct;ifero y la bendición que recibió como primogénito- multitud de pueblos saldrán de él)(Lazár 12:20-24)
El pacto hecho entre El Eterno y Abraham se cumpliría y la profecía de Iaacob acerca de la tribu de Iehudá daría su comienzo.


Y como Moshé levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo el que creyendo en él ponga por obra sus dichos, tenga vida eterna. (Lazár 3:14-15)
Por eso todo aquél que creé y pone por obra las enseñanzas de Iehshúa muestra que es descendiente de Abraham, Itzjáq e Iaacob, muestran que son descendencia de Israel, los Hijos de Israel dispersos entre las naciones.

Y si vosotros sois de Mashiaj, entonces sois descendencia de Avraham y herederos del mundo por venir según la promesa. (Gálatas 3:29)
La pesca y su significado: 
Ieshúa les dice: "Traed de los pescados frescos" Entonces Shimón Kefa subió a la barca y terminó de arrastrar la red a tierra, llena de peces muy grandes, 153 en total; y he aquí que siendo tantos, la red no se rompió. (Juan 21:10-11)

En guematría hebrea el número 153 equivale a "Hijos de Elojím -Beneí Ha Elojim", los Hijos de Israel.

Ieshúa hizo de sus alumnos y emisarios "pescadores de hombres" para pescar a los Hijos de Israel dispersos entre las naciones para dar cumplimiento a la profecía.

Pero, he aquí vienen días, dice YHVH, en que no se dirá más: ¡Vive YHVH, que sacó a los hijos de Israel de la tierra de Egipto! sino: ¡Vive YHVH, que sacó a los hijos de Israel de la tierra del norte y de todas las tierras adonde los había arrojado!, porque los haré volver a su tierra, la cual di a sus padres. He aquí enviaré a muchos pescadores que los pesquen, dice YHVH...(Irmeiáju 16:14-16)









domingo, 16 de noviembre de 2014

¡El Reino de Israel será establecido nuevamente!

Y se sentó Shelomó como rey en el trono de IHVH en lugar de David su padre, y fue prosperado, y le obedeció todo Israel. (Divré Alef 29:23)
En aquel tiempo Ierushaláim será llamada Trono de IHVH, y serán reunidas a ella todas las naciones, al nombre de IHVH en Ierushaláim; y no andarán más tras la dureza de su malvado corazón. (Irmeiáju 3:17)
El trono de IHVH es el Reino de Israel. El Todopoderoso reinará desde Ierushaláim. Hoy día existe la nación de Israel pero en un futuro muy cercano se convertirá en el Reino de Israel. Los profetas de Israel anunciaron de antemano como este reino será establecido.


Pero tú, Bet-létjem Efrata, pequeña para estar entre las familias de Ieudá, De ti me saldrá el que será Rey en Israel, Cuyo origen es desde el principio, desde los días de la eternidad. Pero él los abandonará sólo hasta el tiempo en que dé a luz la que ha de dar a luz, Entonces el resto de sus hermanos retornará con los hijos de Israel. Estará firme y apacentará con el poder de IHVH, Con la grandeza del nombre de IHVH su Elojím, Y habitarán seguros, Porque entonces será engrandecido hasta lo último de la tierra, y él será nuestra paz.(Mikhah 5:2-5)
Un rey nacerá en la ciudad de Bet-Letjem. Pero los dejará hasta que Zión de a luz a los hijos que perdíó, las ovejas perdidas de la casa de Israel, Efraín (Fructífero).


Plugo a IHVH quebrantarlo y someterlo a padecimiento. Cuando se haya puesto su vida en sacrificio expiatorio, verá a su descendencia, Vivirá por días sin fin, y la voluntad de IHVH triunfará en su mano. Gracias a la aflicción de su alma, verá la luz y quedará satisfecho. Por su conocimiento, mi Siervo, el Justo, justificará a muchos, Y cargará con los pecados de ellos. Por tanto, yo le daré los muchos como su porción, recibirá las multitudes como su despojo, Por cuanto derramó su vida hasta la muerte, Y fue contado entre los pecadores, Habiendo cargado el pecado de multitudes y orado por los transgresores. (Ieshaíaju 53:10-12)

¡Canta, oh estéril, tú que no dabas a luz! ¡Rompe en alabanzas y da voces de júbilo, Tú, que nunca estuviste de parto! Porque más son los hijos de la desolada, Que los hijos de la casada, dice IHVH. ¡Ensancha el lugar de tu tienda, Extiéndanse las cortinas de tu habitación! ¡No te detengas, alarga tus cuerdas y fortifica tus estacas! Porque te extenderás hacia la derecha y hacia la izquierda, Y tu descendencia desposeerá las naciones, Y volverán a poblar ciudades desoladas. (Ieshaíaju 54:1-3)
 Y regresarán, Iehuda y Efraín, juntos a la tierra prometida a la descendencia de Abraham, Itzjáq y Iaacob luego de estar sin Rey por mucho tiempo.


Y le dije: Muchos días me aguardarás; No fornicarás ni estarás con hombre alguno, ni yo estaré contigo. Porque muchos días estarán los hijos de Israel sin rey y sin caudillo, sin sacrificio y sin pilar, sin efod y sin terafim. Después volverán los hijos de Israel y buscarán a IHVH su Elojím y a David su rey; Y acudirán temblorosos a IHVH, y a su misericordia al fin de los días. (Hoshea 3:3-5)
Y David su rey (Ieshúa el Mashíaj quien nació en Bet-Lejem) se sentará en el trono de IHVH para siempre.

Éste será grande, y será llamado Hijo del Altísimo, y IHVH Elojím le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Iaacob por siempre, y de su reino no habrá fin. (Shila 1:32-33)

Y los enemigos de Israel serán todos reunidos y destruídos. Y el reino de Israel permanecerá para siempre.

En aquel día, dice IHVH, recogeré a la que cojea, Volveré a traer a la descarriada y a la que había afligido;De la que cojea haré un remanente, y de la descarriada una nación poderosa, Y IHVH reinará sobre ellos en el monte Zión Desde entonces y para siempre. Y tú, Migdal-eder, colina de la hija de Zión, a ti llegará, Sí, a ti llegará el dominio anterior, El reino de la ciudad de Ierushaláim. Y ahora, ¿por qué clamas así? ¿No hay rey en ti? ¿Pereció tu consejero? ¿Te sorprendió el dolor como a parturienta? Retuércete pues como parturienta, y expulsa, oh hija de Zión, Porque ahora saldrás de la ciudad y habitarás en descampado, Y llegarás a Babilonia y allí serás librada, Allí te redimirá IHVH de la mano de tus enemigos. Pero ahora se reúnen contra ti muchas naciones, y dicen: ¡Sea profanada! ¡Vean nuestros ojos la ruina de Zión! Pero no conocen los pensamientos de IHVH, Ni comprenden sus designios: Que los junta como gavillas en la era. ¡Levántate y trilla, oh hija de Zión!, Porque haré tus cuernos como el hierro, Y tus cascos como el bronce, Para que desmenuces a muchos pueblos, Y consagres a IHVH sus despojos, Y sus riquezas al Adón de toda la tierra. (Mikhah 4:6-13)

AMÉN

Seguir por Email

Seguidores

Contador

Páginas vistas en total