Búsqueda

viernes, 12 de febrero de 2016

El comercio de esclavos árabo-musulmán de los africanos, la historia no contada - ACTUALIZADO





∎ Debo admitir que, al igual que cientos de millones de personas “instruidas”, yo también creía que la trata negrera era sólo cosa de los cristianos europeos, de los blancos, hasta que me puse a profundizar en el tema, sobre todo tras haber leído un libro muy instructivo sobre ello: «The legacy of Arab-Islam in Africa», de John Alembillah Azumah.
∎ Mi perspectiva y mi concepción de las cosas cambió radicalmente, y ustedes pueden si quieren aportar más sobre el tema. El islam ha logrado de manera asombrosa engañar, desinformar, deformar y falsificar a la vez la realidad y la historia sobre un período de catorce siglos, al menos hasta hoy.
∎ Lo que es más particularmente trágico, es que la mayor parte de los descendientes de esclavos, los negros de las Américas en el mundo, y los negros de África descendientes de esclavos, no saben ni un ápice de la verdad.
∎ Antes de que el conjunto de nuestros oyentes se enfrasque, quisiera hacer la afirmación siguiente y apoyarla a continuación. La peor, la más inhumana, la más diabólica institución de la trata negrera fue iniciada, definida, perpetrada y aplicada por los árabes mahometanos, ayudados más adelante por los negros convertidos al islam. Yo predigo que como siempre, dos sub-culturas, la de la “negación de la realidad” y la de lo “políticamente correcto”, nos atacarán sin tan siquiera refutar la más mínima de nuestras afirmaciones y/o conclusiones.
∎ La esclavitud no fue creada por los blancos; ha existido a través de la historia de la humanidad y ha sido practicada por todas las tribus, culturas, civilizaciones, grupos étnicos y religiones. De hecho, la palabra “esclavo” tiene por raíz la palabra “Slave”, la cual procede del pueblo eslavo de Europa. No todo el mundo sabe que la palabra árabe “abd” es sinónimo de esclavo, –por ejemplo, Abdallah significa literalmente “el esclavo de Alá”– ni que, en árabe, los negros son llamados “abid”, plural de la palabra “esclavo”.
∎ Se ha escrito mucho sobre la trata atlántica, pero sorprendentemente ha habido muy poco interés por las tratas islámicas del Sáhara, del mar Rojo y del océano Índico. Mientras que la implicación de los europeos en la trata hacia las Américas duró poco más de 300 años, la implicación de los árabes en la trata negrera duró catorce siglos y, en algunas partes del mundo islámico, todavía subsiste.
∎ El nacimiento del islam y su conquista provocó el comienzo de un comercio de esclavos institucionalizado, sistemático, con el beneplácito de la religión, y en muy alto grado (❶). De hecho, el Corán permite la toma de esclavos como botín o retribución de las guerras de agresión contra los infieles, es decir, la mayor parte de la humanidad.
∎ Ello ha dado lugar a un número increíble de guerras pretendidamente santas, la “djihad” en árabe. No había absolutamente nada de “santo” en estas guerras, que apuntaban/apuntan esencialmente a saquear, masacrar, violar, someter y robar a otros seres humanos su riqueza, producción, libertad y dignidad. Los Estados y tribus musulmanas atacaban a los grupos no-musulmanes con dichas intenciones. Y aunque la jurisprudencia islámica había fijado las reglas relativas al trato de los esclavos, fueron objeto de malos tratos, monstruosos tratos, a lo largo de la historia musulmana.
∎ En la Edad Media, la palabra árabe “abid” designaba generalmente a un esclavo negro, y la palabra “mamelouk” a un esclavo blanco. Ibn Khaldoun (1332-1406), eminente historiador medieval y filósofo social musulmán, escribió: «Las naciones negras son por regla general dóciles a la esclavitud debido a sus atributos absolutamente afines a los de los animales estúpidos.»
∎ También hay que notar que castraban a los esclavos negros; suponían que los negros son incapaces de dominar su libido. Cuando el Imperio Fatimí alcanzó el poder en Egipto, mató a todos los esclavos-soldados negros, varias decenas de millares, y reclutó un nuevo ejército de esclavos. Algunos fueron reclutados con sólo diez años de edad. Desde Persia hasta Egipto o en Marruecos, los ejércitos de 30.000 a 250.000 esclavos llegaron a ser cosa normal.
∎ La trata islámica de los esclavos se practicaba a través del Sáhara, desde la costa del Mar Rojo y del África oriental hasta el Océano Índico. La trata transahariana se hizo por seis itinerarios principales. Sólo en el siglo XIX, sobre el cual tenemos los archivos más exactos, 1.200.000 esclavos fueron llevados vía Sáhara hasta el Medio Oriente, otros 450.000 por el Mar Rojo, y 442.000 por los puertos de la costa de África Oriental. En total, dos millones de esclavos sólo en el siglo XIX.
∎ Si comparamos la trata de esclavos mahometana con la de América, descubrimos unas diferencias muy interesantes: Mientras que dos de cada tres esclavos importados a América eran hombres, en la trata mahometana dos de cada tres esclavos eran mujeres. Mientras que la casi totalidad de los esclavos de América estaban empleados en la agricultura, la mayor parte de los esclavos del Oriente Medio musulmán estaba destinada a la explotación sexual en los harenes, o en el servicio militar. Mientras que las esclavas de América tuvieron muchos niños –con millones de descendientes convertidos en ciudadanos del Brasil y de los Estados Unidos–, sobrevivió una pequeña minoría de descendientes de los esclavos de Oriente Medio. Mientras que la mayor parte de los esclavos de América podían casarse y tener hijos, la mayor parte de los esclavos hombres en Oriente Medio fueron castrados y la mayor parte de los niños nacidos de mujeres esclavas fueron asesinados nada más nacer.
∎ Lo obsceno de este tema, de parte de la cultura árabe y musulmana, es la negación de la realidad de su complicidad en la trata africana, así como la ignorancia de los musulmanes negros de la realidad de su pasado y de sus condiciones presentes. Las estadísticas e informes citados, son extraídos de los diarios de navegación y de los puertos esclavistas, de observaciones de viajeros, de testigos, etc. Señoras y señores, los hechos y la realidad de la complicidad mahometana en la trata de esclavos, aliados a su depravación inhumana, son infinitamente más abrumadores, asombrosos e incomprensibles que todas las ficciones terrorífica

❶ O “y a muy grande escala”.

Fuente:

Seguir por Email

Seguidores

Contador

Páginas vistas en total